Descubre con nosotros los secretos de Santiago y la Ría de Muros y Noia

GoGalicia

guide

Email: gogalicia@mac.com

2010 GoGalicia. All Rights Reserved

Santiago de Compostela

Comienza el viaje

Santiago de Compostela es el corazón de esta hermosa región que es Galicia. Una ciudad medieval de tamaño reducido, pero con un gran corazón que palpita con fuerza, y donde confluyen la sociedad y vida actual con un patrimonio antiguo con siglos de historia.

En su centro, la catedral, siempre presente. Para los peregrinos que la visitan, es el simbólico final de su camino espiritual. A través de la meditación y con el paso del tiempo, se convierte para muchos en el lugar donde empezar una nueva vida.

Situada a sólo 35 kms de la costa atlántica, Santiago es el lugar ideal desde donde explorar Galicia y sus dos mundos, el urbano y el rural. Santiago está a 260 metros sobre el nivel del mar, y la catedral alza hacia el cielo sus monumentales torres otros 70 metros. Por las sólidas puertas de su entrada principal accedemos a la catedral, dándonos la bienvenida el Pórtico de la Gloria, la obra de arte más famosa de Santiago, realizada por el artesano más reconocido, el Maestro Mateo, en 1188. (+ info)

La magnitud artística de los objetos y monumentos a explorar puede parecer sobrecogedora. Las visitas guiadas y las guías especializadas te orientarán en tu recorrido a través de la historia y el arte de la ciudad.

En nuestro ánimo está servirte de guía de una forma un poco diferente, revelándote el secreto latir de una ciudad apacible y un profundo conocimiento de su actividad y su encanto.

Oriéntate bien

La impresionante fachada de la catedral mira hacia el oeste. Tenlo presente durante tu estancia en Santiago.

Cualquiera que sea tu concepto de la espiritualidad, una visita a la catedral, y en especial a la celebración de la Misa, será una experiencia que no olvidarás. Especialmente en día festivos, cuando 8 hombres, tirando con fuerza de cuerdas, hacen oscilar el enorme botafumeiro de 50 kilos por encima de los fieles allí congregados. Es un antiguo ritual procedente del siglo XIV, cuando se hacía necesario disimular el olor corporal de los cansados peregrinos. (+ info)

La planta de la catedral es la tradicional de Cruz Latina, cuya nave principal tiene una longitud de 100 metros entre sus extremos oeste y este. En el transepto hay dos puertas adicionales, orientadas a los lados norte y sur. Recorre tranquilamente la catedral, y a cada paso descubrirás capillas, tesoros, historias… Pero lo que la hace tan especial es su permanente capacidad de congregar bajo su techo gentes de todas las edades, razas, nacionalidades y religiones. Respirar esa atmósfera es una experiencia que levanta el ánimo.

Las cuatro plazas

Plaza del Obradoiro

Ésta es la plaza principal de la catedral. Debe su nombre a que en otros tiempos en ella estaban los talleres (obradoiros) de quienes trabajaron en su construcción. El Pazo de Raxoi (+ info), impresionante sede del gobierno municipal, está situado enfrente de la catedral, y en la parte norte de la plaza está el Hostal de los Reyes Católicos, antiguo Hospital de Peregrinos y hoy un hotel de lujo.

La plaza es imponente, con un continuo ir y venir de visitantes que van a admirar la catedral desde todos los ángulos.

Desde los cafés que hay al otro lado de la catedral se puede ver cómo el sol la acaricia al atardecer, impregnándola de tonos dorados hasta que llega la noche.

Para apreciar la plaza en todo su esplendor, hay que estar en ella la noche del 24 de Julio, cuando una multitud apiñada disfruta de los fuegos artificiales y todo un espectáculo de luces se proyecta sobre la fachada de la catedral y la ilumina.

Mira también si hay algún concierto en la misma plaza durante tu estancia. Generalmente hay que pagar entrada, pero es un ambiente incomparable. Seguramente no hay un escenario más bello para escuchar buena música ni buen músico que no se sienta feliz de interpretarla en este escenario.

Plaza de la Inmaculada

Hay un corto pasadizo en forma de túnel que conduce del Obradoiro a la Plaza de la Inmaculada. A menudo te encuentras aquí algún músico callejero; el sonido de la tradicional gaita gallega es el favorito por la acústica tan especial del sitio.

La de la Inmaculada es una plaza famosa por estar en la fachada de la catedral que mira al norte, llamada de la Azabachería, en reconocimiento a los artesanos que trabajan el azabache elaborando piezas de joyería y decoración muy apreciadas. Estos artesanos siguen trabajando, aunque ya no en la plaza; pero en las tiendas de souvenirs podrás conseguir objetos que resuelven con muy buen gusto el compromiso de hacer un regalo.

Enfrente de la catedral está el que fue Monasterio de San Martín Pinario. Es un complejo arquitectónico sencillamente impresionante, de unos 20.000 metros cuadrados, en los que se incluye la bella iglesia de San Martín.

En la actualidad el complejo de San Martín es multi-funcional. En parte hotel, en parte residencia de estudiantes, también alberga exposiciones culturales. Es una plaza con mucho ambiente estudiantil durante el día.

Plaza de la Quintana

Es la segunda plaza más grande de la ciudad, y uno de los sitos favoritos para sentarse, darles un descanso a los pies y observar todo el entorno. Es un fabuloso lugar de encuentro donde las cafeterias y restaurantes con terraza invitan a la conversación o a la reflexion.

Esta plaza está en el lado este de la catedral, con el Monasteiro de Antealtares enfrente. Es simplemente asombroso. Ahora es un convento, y es el segundo edificio más antiguo de la ciudad, edificado al mismo tiempo que la antigua basílica de Santiago. En su construcción se tuvo en cuenta que no eclipsara la primitiva iglesia de Santiago. Como consecuencia, su nada recargada fachada hace de la plaza un auditorio natural muy adecuado, con las escaleras que dividen los dos niveles de la plaza, que proporcionan asiento al público.

Auténticas noches de magia tienen lugar en la Quintana. Los cálidos tonos de todo el recinto invitan a los visitantes a reunirse para tomar un refresco mientras esperan el comienzo del concierto programado por el municipio.

El convento está habitado actualmente por monjas, que siguen su vida tras las ventanas enrejadas. Uno puede preguntarse qué emociones sentirán estas monjas en sus corazones al oír la música que empieza a sonar durante los conciertos.

Plaza de las Platerías

La otra plaza que rodea la catedral es la Plaza de las Platerías. Así llamada en recuerdo de los plateros que allí ejercían su industria. También se puede admirar su buen hacer en las tiendas de souvenirs y, comprando sus productos, permitir que su oficio no se pierda.

Esta fachada sur tiene su propia entrada al transepto de la catedral. En esta plaza, como en otras muchas de Santiago, podemos ver artistas y músicos callejeros que se sitúan en las escaleras que suben hacia la catedral.

En el centro de esta plaza está la fuente más famosa de Santiago, la Fuente de los Caballos. Levantada en 1759, muestra un ángel sentado sobre el féretro de Santiago alzando su estrella al cielo en dirección a la catedral. Cuatro caballos la sustentan, y a Santiago en lo más alto.

Hay una antigua tradición asociada a la fuente, que consiste en decirles a los que acaban de llegar a la ciudad que les busquen las patas traseras a los caballos que echan un chorro de agua por la boca; y si se tragan el truco (estos caballos no tienen patas traseras), salpicarles agua de la fuente y decirles que quedan oficialmente ¡Bautizados por la ciudad de Santiago!

A vista de pájaro

Antes de explorar ese laberinto medieval de calles enlosadas, pasadizos escondidos, iglesias antiguas, preciosas boutiques y parques apacibles que forman la ciudad, hay dos cosas imprescindibles que anotar en tu agenda. Situado a mano derecha desde la entrada principal de la catedral, está su Museo, que merece una visita.

El museo tiene tres plantas en las que se exhiben numerosos objetos que son parte de su historia. Hay otras obras del Maestro Mateo, altares de otros tiempos en madera, una biblioteca, una sala capitular, y uno de los claustros más grandes que se pueden ver en España.

Desde la tercera planta se puede salir a la galería que mira hacia la plaza principal de Santiago, la Plaza del Obradoiro.

De pronto, estás por encima del ajetreo de la plaza, apartado de la multitud, de los peregrinos, de los grupos de turistas y de los estudiantes. Desde allí puedes observar todo lo que sucede allá abajo. Encuentras un panorama fascinante, desde un punto en el que puedes ver la puesta del sol a medida que las sombras invaden este cuadrilátero histórico.

Si te vas al otro extremo de la galería, podrás observar desde esa altura los tejados del lado sur de la ciudad, hacia donde confluyen las tres calles que conducen hacia la catedral, Rúa do Franco, Rúa do Vilar, y un poco más arriba, Rúa Nova.

Es un punto privilegiado para quedarte por allí un rato, ver la gente pasear, y aprovechar para tomar unas fotos inolvidables.

La visita a la galería te resultará muy agradable, pero sólo será un aperitivo de lo que seguramente será el mejor recorrido que puedas hacer durante tu estancia en la capital gallega.

Justamente a la izquierda desde la entrada principal de la catedral está la oficina en la que puedes sacar un ticket para visitar los tejados o terrazas de la Catedral. Es una experiencia increíble, en la que puedes percibir la enorme estructura que hay bajo tus pies y ver la ciudad entera desde unos ángulos que no te podías imaginar. ¡Impresionante!

Santiago de Compostela

Ría de Muros y Noia

catedral santiago de compostela guia gogalicia
catedral santiago de compostela guia gogalicia
catedral santiago de compostela guia gogalicia
catedral santiago de compostela guia gogalicia
plaza de la quintana guia gogalicia
plaza de platerias guia gogalicia
plaza del obradoiro guia gogalicia
tejados catedral santiago de compostela guia gogalicia

AHORA la versión online disponible aquí

guia gogalicia
casa del piloto guia gogalicia
casa del piloto guia gogalicia

AHORA la versión online de la guía impresa disponible aquí

Disfruta de 148 páginas a todo color

Posiblemente las casas de vacaciones más bonitas de Galicia...

casa de roo guia gogalicia

PUBLICIDAD