!!!!

Descubre con nosotros los secretos de Santiago y la Ría de Muros y Noia

GoGalicia

guide

Email: gogalicia@mac.com

2010 GoGalicia. All Rights Reserved

16 cosas que hacer en Santiago

1. Piérdete por las calles de Santiago

Santiago sigue siendo una ciudad relativamente pequeña de tan sólo 100.000 habitantes, a los que hay que añadir los 40.000 universitarios que cada año residen en la ciudad. Estas cifras se multiplican en los meses de verano, cuando los turistas llenan sus calles.

La ciudad tiene dos partes bien diferenciadas: la antigua ciudad medieval, en otros tiempos protegida por sus murallas, y la ciudad nueva, al sur de las puertas antiguas de la muralla, donde los vecinos desarrollan buena parte de su actividad.

La ciudad vieja es un laberinto de calles estrechas, con suelos de piedra que dirigen los pasos hacia la catedral. El auténtico centro de la actividad turística, con sus cafés, bares, restaurantes y tiendas de souvenirs, está alrededor o al sur de la catedral, y es la zona más concurrida. Pero más allá, entre las calles y plazas situadas hacia el este y fuera de las aglomeraciones, descubrirás el auténtico pulso de la vida de los santiagueses.

¡Insistimos! ¿En qué otro lugar del mundo puede subir uno al tejado de una catedral tan majestuosa? Es una experiencia excitante y única. Las vistas son impresionantes y observarás la catedral y la ciudad desde un punto de vista completamente distinto. Además va incluída una visita guiada al Palacio del Arzobispo Gelmírez, del sigo XII. Para disfrutar de esta visita a las terrazas tan excepcional debes hacer la reserva al menos con un día de antelación. Para más información pásate por la oficina de reservas situada en la fachada de la catedral. http://www.catedraldesantiago.es

Este antiguo Mercado cubierto está situado al este de la zona vieja de la ciudad. Con cuatro zonas separadas para la carne, el pescado, las frutas y las verduras, el mercado se convierte en un auténtico foco de actividad por las mañanas. Quizás la hora más bonita para visitarlo es por la mañana temprano, cuando el sol empieza a calentar las ciudad y el aire se impregna de frescos aromas. Es curioso ver la cantidad de personajes y generaciones que se entremezclan en los distintos puestos.  El mercado cierra a las dos, la hora perfecta para dejarse caer por uno de los bares o restaurantes de alrededor y disfrutar de los productos más frescos de la ciudad.

http://www.mercadodeabastosdesantiago.com

Santiago de Compostela

Ría de Muros y Noia

2. Sube hasta el tejado

3. Visita el Mercado de Abastos

4. Los parques

Los dos parques más importantes de Santiago están cerca del centro. El famoso Parque de la Alameda está a un paso del centro histórico. En unos minutos puedes estar paseando por él, apartado de la multitud. Tiene dos miradores interesantes; uno hacia la ciudad y que ofrece unas vistas impresionantes de la catedral, y otro hacia el sur, sobre el campus universitario, ideal para ver las puestas de sol.

El Parque de Santo Domingo de Bonaval está algo más escondido. Situado en una ladera orientada hacia la ciudad, tiene en uno de sus lados un antiguo cementerio. Desde la parte alta del parque hay excelentes vistas de los tejados de la ciudad. Como parques, no son muy grandes, pero sí que son dos puntos increíbles para admirar la ciudad desde lejos, así como para sentarse a leer un rato o incluso echarse una siesta. ¡Muchos lo hacemos!

5. Disfruta de una buena mariscada

A los gallegos nos gusta presumir de tener el mejor marisco de Europa.

Recién traídos del Mercado, los restaurantes llenan sus burbujeantes tanques con langostas, ostras, almejas, navajas, percebes, berberechos y mejillones. Cógete la tarde libre y disfruta de un buen festín a base de marisco.

La Rúa do Franco es la calle de restaurantes más famosa de la capital, con infinidad de restaurantes alineándose uno tras otro.

Una agenda libre de compromisos y una botella de Albariño bien fresquita son dos de los requisitos del arte de consumir los distintos menús.

Pregunta por el Menú del Día a la hora del almuerzo; normalmente son buenas porciones y a muy buen precio; dos platos y postre por unos 12€.

Si entre sus platos preferidos no está el marisco, otra buena opción es la Carne a la Piedra. Consiste en un buen trozo de ternera gallega que te traen a la mesa cocinándose sobre una piedra muy caliente y que te vas sirviendo a medida que se va haciendo. A los gallegos nos gustan los almuerzos largos y con un buen vino. Haz como nosotros y disfruta.

6. Visita un museo o una exposición

La ciudad de Santiago es un museo en vivo, con su historia y sus edificios emblemáticos a la vuelta de cualquier esquina. Pero mira un poco más allá de lo que está a la vista y encontrarás exposiciones interesantes que merece la pena visitar. Hay tres museos que son los más conocidos: el Museo de la Catedral (+ info), el Museo Gallego de Arte Contemporáneo (+ info), y el Museo do Pobo Galego (+ info). Siendo este último quizás el más fascinante por su representación de la cultura y el pueblo gallego. (Al lado de este museo está la famosa escalera de Santo Domingo de Bonaval, que merece la pena ver).

Aparte de estos tres puntos de referencia principales, hay otros edificios históricos que albergan exposiciones más actuales o de artistas locales. Entre otros, la Casa da Parra en la Plaza de la Quintana, la Iglesia y Monasterio de San Martín Pinario en la Plaza de la Inmaculada, y el edificio de la Universidad, en la Plaza de Mazarelos, por citar sólo algunos. La Oficina de Turismo, en la Rúa do Vilar, publica una guía mensual con información de las exposiciones abiertas al público.

7. De compras por la zona nueva

La zona nueva está al sur de la Antigua ciudad amurallada. No tiene un valor estético especial, pero es el centro de la actividad local y el mejor sitio para salir de compras. Marcas españolas de reconocimiento internacional como Zara, Mango, Berska, o diseñadores españoles de renombre, como Adolfo Domínguez, Roberto Verino y Antonio Pernas, destacan en las calles de esta zona, cuyo centro es la Plaza Roja. Si tienes previsto salir de compras, pásate por la zona y no te olvides de la tarjeta de crédito.

8. Para golosos

La comida… ¡qué placer! La gastronomía gallega nunca deja de sorprendernos. Los que siguen una dieta corren el riesgo de abandonarla ante la calidad de sus pasteles y dulces. Pasteles rellenos de nata, dulces con chocolate, empanadas, merengues, las tan conocidas Pedras de Santiago, los Croquiños del Apostol...Es hora de que te rindas y te dejes llevar por todas estas delicias. Al fin y al cabo estás de vacaciones y ¡hay que disfrutar!

9. Los productos gallegos

Como en otras capitales turísticas, las tiendas de souvenirs están por todas partes, ofreciendo de todo, de lo típico a lo sorprendente. Pero también se ofrecen cosas únicas, exclusivas de esta region, que hay que tener en cuenta. Los artesanos tradicionales de Santiago trabajaban la plata y el azabache, y su actividad sigue en la actualidad. Puedes comprar estas piezas con la confianza de que recibes algo único; y si es para hacer un regalo, será un regalo muy especial. Son oficios que no pueden pasar al olvido.

En cuanto a productos alimenticios, los hay muy especiales, como el queso de tetilla, los vinos de la región o los licores caseros, como los aguardientes, de variados colores y sabores.

Comprar productos de esta región es una forma de reconocer los grandes méritos de su cultura.

10. Acércate a la costa

Es casi obligatorio. Santiago está a sólo 35 kilómetros de una de las costas más espectaculares de Europa. En menos de 40 minutos puedes estar tomando el sol en una playa de arena blanca limpísima, alejado del ruido y el ajetreo de la ciudad. Noia es la ciudad costera más próxima, y la Playa de Testal está a sólo a 2 kilómetros de su centro. La Ría de Muros y Noia tiene multitud de atractivos con frondosos y verdes paisajes, pequeñas aldeas tradicionales, y fantásticas playas que explorar y donde disfrutar.

11. Un paseo por la tarde

La ciudad descansa al mediodía y despierta otra vez a primera hora de la tarde cuando vuelven a abrir los bares y las tiendas. Si no te gusta dormir la siesta, es una buena hora para pasear por sus calles casi vacías y aprovechar para ojear los escaparates. Un paseo bonito es recorrer la Rúa da Calderería hacia la Rúa do Preguntoiro. Pero siempre puedes aprovechar y visitar algunas de las tiendas que siguen abiertas al mediodía en la parte nueva de la ciudad.

12. Sitios agradables para dormir

Santiago tiene muchos edificios históricos, y las autoridades hacen una gran labor de conservación, incluso si ahora tienen una utilidad distinta y están más orientados a la hostelería y el turismo. En los ultimos años se han puesto en funcionamiento muchos hoteles nuevos que combinan un diseño actual y moderno con una estética tradicional.

13. De cafés

Pocas ciudades de Europa tendrán la proporción de cafés y bares que tiene Santiago, sobre todo en la zona vieja. Y la verdad es que parece que siempre apetece sentarse donde haya una mesa libre para tomar un refresco.

Si miras con atención, encontrarás, aparte de los más masificados, otros en los que el placer de tomarse un café se ve transformado por el ambiente y la decoración especiales del local. La gente de aquí conoce de toda la vida los mejores sitios para tomar un café, un chocolate caliente, unas cervezas, y cuáles ponen las mejores tapas. En nuestra sección de Comidas y Bebidas, encontrarás recomendaciones útiles.

14. La nueva cocina

Además de los numerosos restaurantes que hay en las calles más famosas de Santiago, han comenzado a surgir restaurantes que representan muy bien la llamada "nueva cocina" y que destacan por las deliciosas mezclas y originalidad de sus platos. Con menús innovadores y sorprendentes, son cada día más reconocidos. Si quieres probar sabores diferentes y estimulantes consulta nuestra lista de restaurantes más interesantes, y déjate sorprender.

15. Conciertos al aire libre

La música es una parte esencial de la cultura gallega. Los trajes y el baile regionales, acompañados por las gaitas, son fundamentales en las fiestas de Galicia. Como buena ciudad universitaria, Santiago también tiene Las Tunas de estudiantes, que actúan por las calles para deleite de los vecinos. También hay sesiones de rock o jazz, interpretadas por músicos locales que contribuyen a la propia atmósfera jovial de la ciudad. El Municipio también organiza conciertos al aire libre. Para asistir a algunos de ellos hay que pasar antes por taquilla. Compensa pagar para poder oír música de calidad en alguna de las plazas de la ciudad, convertidas en “salas” de conciertos en las noches de verano. Para enterarte de qué conciertos o actividades culturales hay en Santiago mientras dura tu estantica, pide un ejemplar de la revista “Cultural” en cualquiera de las oficinas de información turística.

16. Disfruta de la noche

Como en el resto de España, la jornada se divide en dos partes bien diferenciadas, separadas por las horas dedicadas a un tranquilo almuerzo y, para muchos, también la siesta.

Santiago sigue siendo una ciudad estudiantil y la gente joven procura divertirse hasta últimas horas de la noche. Los bares y restaurantes empiezan a llenarse sobre las 10, pero a las 11 es cuando hay más actividad, que puede durar hasta las 5 de la mañana. Santiago sigue siendo una ciudad hermosa por la noche, con sus farolas de luz dorada y su ambiente cálido, que invita a sus vecinos a llenar bares y tabernas en una atmósfera acogedora. Las noches del jueves al sábado son las de más ambiente, pues es cuando los estudiantes toman las calles. Santiago destaca por ser una ciudad muy segura y tranquila, incluso a altas horas de la madrugada. Por eso no te prives de dormir una buena siesta, si quieres tener fuerzas para disfrutar de la noche compostelana.

santiago de compostela santo domingo de bonaval guia gogalicia
casa de roo gogalicia guide

AHORA la versión online de la guía impresa disponible aquí

Disfruta de 148 páginas a todo color

Posiblemente las casas de vacaciones más bonitas de Galicia...

PUBLICIDAD